Plan general de pastoral

Objetivo anual: Acercarnos a la realidad para que crezca nuestro compromiso y ser capaces de humanizar la sociedad.

El objetivo general es para tenerlo siempre como telón de fondo: Son grandes valores que deben impregnarlo todo y debemos actualizar en lo cotidiano, siendo responsable toda la comunidad educativa.

Competencias a desarrollar en este año

  1. Ser sensibles ante las distintas realidades que nos rodean.
  2. Desarrollar una mirada empática.
  3. Actuar de forma creativa e imaginativa
  4. Tener iniciativa, interés, innovación tanto en la vida privada y social como en la profesional.
  5. Comprometernos en el servicio del bien común.
  6. Desarrollar la capacidad de colaboración con otros.

Concreciones para este curso:

  • Misericordia con las personas (comprensión, ayuda, delicadeza, no juicios negativos, etc)
  • Respeto y cuidado de la Naturaleza.

Educación de la interioridad

Personas capaces de vivir la vida desde dentro: La interioridad posibilita que cada persona haga suya la realidad que vive, al tiempo que facilita las relaciones interpersonales con Dios y con los demás. Educar la interioridad es favorecer el desarrollo de las capacidades que ayudan a vivir en profundidad y a generar un sistema de creencias personal que da sentido a la propia existencia.

Esta capacidad supone educar personas que:

  • Sean capaces de admirar, contemplar, disfrutar y agradecer.
  • Valoren el silencio y la soledad.
  • Expresen emociones, pensamientos y reflexiones.
  • Cultiven el conocimiento propio y su crecimiento interior: conozcan sus sentimientos, sus dones y cualidades, y acepten sus limitaciones.
  • Sean capaces de integrar experiencias de fragilidad y sufrimiento.
  • Vivan la experiencia de conversión como dinámica de crecimiento.
  • Vivan teniendo criterios y opciones propias.
  • Generen preguntas que les lleven a cuestionarse sobre la vida y la muerte, el sentido de lo creado.
  • Valoren y acojan las diferencias descubriéndolas como oportunidad para crecer.
  • Ejerzan la libertad viviendo de una forma responsable de acuerdo con sus creencias y valores.